La evolución de Pixar gracias a Steve Jobs

Tras mucho, mucho tiempo, vuelvo a escribir de nuevo en este blog abandonado casi en el olvido por falta de tiempo. Y la verdad es que me ha dolido bastante tener que dejarlo de lado. Pero a pesar de no saber cuando volveré a dedicarle otro momento, creo que es hora de hacer una nueva entrada. Y la de hoy va dedicada a Pixar y a su creador, el gran Steve Jobs.

En una de mis primeras entradas mencioné que en 1975 George Lucas fundó LucasFilm, que hoy se conoce como ILM, y que a partir de 1979 comenzó a usar gráficos generados por ordenador. Más tarde, en 1986, la productora llevó a los cines de todo el mundo “Howard the Duck“, considerada como uno de los peores films de la historia.

En esa época las finanzas de Lucas no pasaban por el mejor de sus momentos, pero para su suerte apareció sobre su mesa una oferta muy tentadora: la compra de Graphics Group, una división del aérea informática de LucasFilm. El comprador era Steve Jobs, con el que Lucas cerró la venta por 10 millones de dólares. En ese momento Graphics Group se convirtió en una pequeña compañía independiente: Pixar.

En sus comienzos, Pixar se dedicaba a la venta de hardware de cómputo de gama alta, y uno de sus clientes era Disney Studios, que adquirían la Pixar Image Computer para acelerar el proceso de coloreado de sus animaciones. A pesar de esto, la empresa no tenía éxito en ventas. Fue entonces cuando John Lasseter, empleado de Pixar en el departamento de animación, dio con la solución. Desarrolló una serie de animaciones para demostrar la potencia del ordenador. Estas animaciones causaron revuelo en la convención de gráficos por ordenador más importante del mundo: SIGGRAPH. Al ver el éxito de este empleado, Steve Jobs puso en venta la división de hardware de Pixar en 1990  y trasladó las oficinas a Richmond, California.

El primer cortometraje de Pixar fue Luxo Jr., creado por Lasseter, y cuyo personaje, una lámpara de mesa, se convertiría en el símbolo de la empresa. 2 años después de ese corto, ganarían su primer Óscar con el relato Tin Toy.

Debido a la buena relación que tenían con Disney, Jobs cerró un acuerdo de 26 millones de dólares a cambio de tres largometrajes animados por ordenador. Pero a pesar de todo esto, las finanzas no iban muy bien, y Jobs contemplaba la posibilidad de vender Pixar, entre otros, a Microsoft. Pero por suerte Disney aceptó distribuir Toy Story en las navidades de 1995 y eso fue su salvación. Toy Story, además de ser el primer largometraje de los estudios de Jobs, también fue la primera cinta creada totalmente a ordenador. Después vendrían otras películas como Bichos, Monstruos S.A., Buscando a Nemo

Los dos primeros films creados por Pixar-Disney fueron un rotundo éxito, pero a partir de ahí comenzaron los roces en la creación de Toy Story 2. Pixar se quejaba de un trato no equitativo: ellos hacían todo el trabajo de creación y producción con software propio y mientras Disney hacía la distribución y el marketing. Las dos empresas se dividían los beneficios a partes iguales, pero Disney a mayores se quedaba con los derechos de la historia original y sus secuelas. Jobs tuvo muchas discusiones con Michael Eisner, por entonces CEO de Disney, y las dos compañías acabaron rompiendo relaciones en 2004.

Entonces Disney optó por crear su propio film animado sin la colaboración de Pixar: “Chicken Little“. A pesar de su gran éxito en taquilla, la recaudación no fue tan alta como la de las producciones con Pixar. Fue cuando se dieron cuenta de que ambas empresas requerían la una de la otra para crear productos innovadores.

Gracias a esto y a la renuncia de Eisner en 2005, se facilitaron de nuevo las negociaciones entre ambas empresas, y en 2006 Disney adquiría Pixar por 7,4 mil millones de dólares, convirtiendo así a Steve Jobs en el mayor accionista de los estudios con el 7%, y obtuvo una silla en la junta directiva de Disney. Por otro lado, John Lasseter se convirtió en Jefe Creativo. Desde entonces han surgido nuevas películas como Wally, Up, Ice Age o la reciente Brave, todas ellas con un gran éxito en taquilla.

Despues de esta historia nos queda pensar que habría sucedido con el mundo de la animación si Steve Jobs no hubiese llegado a comprar aquella subdivisión informática de LucasFilm. Tras su muerte el 5 de octubre de 2011, nos deja toda una revolución en el mundo del cine de animación, tanto tecnológica como creativa y de dirección. Consiguió que las  películas fuesen mas atractivas para el público, con un estilo innovador y con unos guiones mas audaces alejados del clasicismo de los cuentos tradicionales de Disney.

“La gente de las industrias de contenido no entiende la parte creativa de la tecnología”, dijo Jobs el día que presentó el iCloud. Explicó que: “de haberlo entendido, no habría denostado a Napster como mecanismo de distribución”. Él mismo pasó por eso en Pixar al renunciar a la parte del hardware que vendía en sus comienzos  y concentrarse en la animación.

Jobs nos enseñó que el éxito está en lo que se puede hacer con la tecnología cuando transciende su mera función instrumental. Y él juntó los elementos tecnológicos de Pixar con las historias de Disney que provocó toda una revolución en el cine de las dos últimas décadas.

Un año después de su muerte, Pixar quiso homenajear a su fundador renombrando el edificio principal de su sede como “El edifico de Steve Jobs“. Él mismo participó en el diseño de este edificio con el objetivo de crear una sede futurista que luciera bien incluso cien años después. En la estructura del edificio hay un pasillo descubierto que obliga a los trabajadores a cruzar zonas comunes obligando a la interacción. Según Jobs, esto favorecía el trabajo en grupo y los resultados de la compañía. Y según John Lasseter, la estrategia funcionó: ” Nunca he visto un edificio que promueva más colaboración y creatividad que éste”.

Ahora el edificio lleva el nombre del hombre que siempre buscó lo más creativo e innovador en la industria de la tecnología y el entretenimiento. Un hombre que revolucionó para siempre la industria del cine.

Anuncios

La animación española compite con Pixar

El pasado 31 de agosto llegó a los cines “Las aventuras de Tadeo Jones“, un filme producido por Paramount Pictures Spain y que compitió directamente con Ice Age 4 y Madagascar 3, sagas de gran éxito; y con Brave, que venía respaldada por la gran productora de Pixar. A pesar de la gran competencia a la que se enfrentaba consiguió alcanzar el número uno en la taquilla recaudando 2.850.000 euros, por encima incluso de Ice Age que obtuvo 2.793.224 euros. Se ha convertido en la segunda película de animación española más taquillera desde Planet 51.

Hay quien dice que parte del éxito de este filme en la cartelera lo tiene la buena publicidad que se ha hecho, y en parte es cierto, pero el gran trabajo de todo el equipo tiene mucho que ver. Y la verdad que el resultado no tiene nada que envidiar al de Pixar. “Una película que ha conseguido que el mundo gire la cabeza hacia aquí y que vean que lo que hacemos es también interesante” afirmaba su director, Enrique Gato, que ya consiguió varios premios, entre ellos el Goya, con dos cortos basados en el protagonista de la película. Este vallisoletano de 35 años aprovechaba el tiempo libre que le quedaba de su trabajo en el mundo de los videojuegos para hacer cortos, y con el afán de superarse ha llegado al largometraje por todo lo alto.

Entre el reparto de personajes podemos encontrar a José Mota poniendo voz a Freddy, aunque en la versión catalana fue sustituída y doblada en la comunidad por la del actor y humorista José Corbacho. Mota ya puso voz a personajes como Asno de Shrek, el dragón de Mulán o el ojo de Monstruos S.A. pero asegura que “esto ha sido distinto y eso me ha gustado mucho porque ha sido creación desde el primer momento, no hay ningún doblaje previo”. Otra de las voces conocidas es la de Michelle Jenner como Sara, que ya dobló a Hermione de Harry Potter y a el niño de La vida es bella.

Otro fuerte de este largometraje es la banda sonora, cuyo tema principal “Te voy a esperar” interpretada por Juan Magán y Belinda se convirtió en número uno en ventas en el Top Chart de Itunes tras su lanzamiento el pasado 14 de agosto. Pero esa canción no es toda la banda sonora, ya que Zacarías de la Riva ha hecho un gran trabajo para componer la banda sonora: “Para mí es muchísimo más complicada que cualquier otra película. Es el género más complicado que hay. Si la película dura 90 min, de música tiene unos 78 y mucha de ella es de acción”. La banda sonora se grabó en el estudio 1 de la radio de Bratislava con la orquesta filarmónica de Praga.

Y si la música en este género es complicada que se lo digan a Kiku Vidal, foley artist que trabajó en el filme: “En una película de dibujos animados los personajes andan por el suelo, que no es suelo, sino que es dibujo. Tocan cosas que no existen porque están dibujadas y nuestro trabajo es el personaje que delante de un micrófono reproduce todos los sonidos que hacen los actores, los personajes dentro de la película”. Aunque los de diseño de sonido tampoco lo tuvieron fácil, como asegura Carlos Farvolo (diseño de sonido): ” Los animadores cuando dibujan normalmente no suelen dibujar en tiempo real los sonidos, es decir, si tienes un coche grabado no te va a valer porque no acelerará al mismo tiempo, por lo que hay que tratarlo, combinarlo, jugar con ello…”

Los guionistas también encontraron ciertas dificultades “De pronto nos encontramos que es que teníamos que escribir las acciones de todos y cada uno de los personajes, cosa que no haces en un guión que no es de este género. Si estaba el perro, si estaba Freddy, Sara, tenías que saber qué hacían en cada momento” aseguró Jordi Gasull, guionista.

La historia de Tadeo cuenta con algunos referentes de otras películas como “Indiana Jones”, “La Momia”, “Lara Croft”… pero el referente real es una película del año 53, “El secreto de los Incas“. La leyenda de la ciudad de Paititi es real, es una leyenda Peruana, incluso se cree que más que una leyenda, es una ciudad histórica” reveló Gasull.

“Las aventuras de Tadeo Jones” ha costado cuatro años de trabajo, dice Gato, y el último trabajando 12 horas diarias. El departamento de animación contó con 28 personas, el de arte con 36, el de sonido con 12, el de efectos visuales 32… muchas personas para un trabajo de muy buena calidad que se estrenó el pasado 14 de septiembre en China teniendo otra buena acogida. Doblada al mandarín se estrenó a la vez en 68 salas. Ahora le espera conquistar otros 30 países como Reino Unido, Francia, Alemania… y tener el mismo éxito qu ha conseguido hasta ahora.

Clásicos en 3D

El pasado 4 de abril se estrenó aquí en España el clásico “Titanic” en 3D. Yo no la he visto aún, y no voy a hablar de la audiencia que haya podido llegar a tener. Sin embargo me llama la atención que alguien como James Cameron decida pasar un clásico en 2D al 3D, cuando estuvo tan en contra de este proceso y criticó a Tim Burton por realizarlo en su película “Alicia en le país de las maravillas“. Entonces decidí indagar un poco por internet y encontré un reportaje donde el director, el productor y el presidente de “Stereo D” hablanban sobre “Titanic” en 3D y explicaban su proceso.

“No es perfecto, es 2,99D, no es realmente 3D”, dijo Cameron en los estudios de Paramount en Hollywood donde acudió con el productor de la película, Jon Landau, para mostrar el resultado de convertir 18 minutos de cinta a un formato tridimensional. Más de 300 especialistas informáticos se necesitan para convertir una película a 3D. Trabajan durante un año para perfilar cada sujeto, cada objeto y cada porción del rostro de cada personaje y dotarle de los planos de profundidad adecuados, aseguró el director.

“Nunca llegamos a contar con una verdadera copia digital original de Titanic” indicó Jon Landau a lo que James añadió “así que la limpiamos y la dejamos lo más pulcra que pudimos antes de iniciar el proceso de conversión a 3D”.

“Estoy bastante en contra de la conversión de filmes que tienen la opción de hacerse en 3D. Yo hubiera hecho Titanic en 3D si hubiera tenido los medios, pero creo que hay títulos clásicos que deberían ser pasados a 3D, aunque de forma correcta”, indicó Cameron.

Según aseguraron en la entrevista, con el 3D no solo se resaltan las espectaculares vistas y la acción, sino que ensalza la interacción humana. Gracias a este formato, los momentos íntimos son más impactantes al darte la impresión de estar realmente allí. Eso lo podrán confirmar todos los que vayan a verla al cine, ya que al volver a ponerla en la gran pantalla, da la oportunidad a los que no pudieron verla en su día, de hacerlo ahora en un formato tan innovador.

A continuación os dejo el reportaje donde los creadores hablan de la película. Espero que lo disfrutes:

Titanic en 3D