Londres nos asombra con su ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos

El pasado viernes 27 pudimos ver en directo a través de RTVE la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Londres 2012. Dicho acto, dirigido por el productor y director de cine británico Danny Boyle y bajo el título “Isles of wonder” dejó a todo el mundo con la boca abierta.

Con una audiencia de unos 4.ooo millones de personas, la ayuda de 7.500 voluntarios y sobre un escenario de 15.000 metros cuadrados, el estadio olímpico de Stratford, construído especialmete para las olimpiadas, cobró vida a las 20:12 horas para dar comienzo al espectáculo.

Aunque la ceremonia duró casi 4 horas, la obra de Boyle fue de 60 minutos, donde pudimos ver claramente el estilo del cineasta que, como si de una película se tratase, nos relató el paso de la historia de la cultura británica. Así pues, pudimos ver como comenzaba el viaje haciendo un recorrido por el río Támesis desde su cuna, con imágenes que nos dejaban ver tradiciones británicas como el cricket y la hora del té, para luego dejar paso a una cuenta regresiva que terminaría con la liberación de 4 globos con los aros olímpicos hacia el espacio, que al final de la ceremonia habían alcanzado la estratosfera.

Fue entonces cuando el ciclista Bradley Wiggins apareció para tocar una campana de 23 toneladas y fundida con el mismo material que la del Big Ben, para dar inicio a la ceremonia. El césped del estadio se convirtió entonces en escenario y comenzó la representación: una campiña inglesa, personajes jugando al cricket, lectura de un fragmento de “La Tempestad” de William Shakespeare, citado por uno de los actores británicos más importantes; mientras un coro compuesto por niños de los cuatro países del Reino Unido de Gran Bretaña cantaban distintas piezas en el evento. Y entonces, con una sincronización perfecta, el pasto fue desapareciendo para dar paso a enormes fábricas que representaban la revolución industrial.

El gris pasó al color gracias a la aparición de personajes con vestuario similar al usado por The Beatles en el disco Sargent Peppers. En el centro del estadio surgió una estructura con los aros olímpicos que llenó de luz la escena y dejó a todos impresionados.

Durante la ceremonia pudimos ver como JK Rowling, la autora de Harry Potter, leía el comienzo del libro de Peter Pan; la aparición de enormes marionetas del Capitán Hook, Cruella Devil y Voldemort, que hacían un recorrido por la literatura británica. También el cine tuvo escenificación en el acto, por lo que pudimos ver a personajes como Mr. Bean, interpretado por el actor Rowan Atkinson en una representación de la película “Carros de Fuego“, o a James Bond, encarnado por Daniel Craig, que escoltó a la Reina Isabel II en helicóptero hasta el estadio.

Boyle se encargó de recordar todos los momentos clave positivos de la cultura británica. Hizo un recuerdo a todos aquellos que ya no están, y para ello pidió a la gente que mandasen fotos de los familiares que ya no estaban con ellos y no podían vivir ese momento. También hizo un homenaje artístico-musical al Servicio Nacional de Salud (NHS) del que los británicos se sienten muy orgullosos. Y recordó a Tim Berners-Lee, londinense creador de internet.

Acompañó toda la gala con la mejor música: My generation, de The Who; All day and all of the night, de The Kinks; Satisfaction, de The Rolling Stones, Rolling in the deep, de Adele… un inevitable homenaje a Amy Winehouse y Muse, autores de la canción oficial de los Juegos Olímpicos. El Tubular Bells de Mike Oldfield, la banda sonora de Carros de Fuego, obra de Vangelis, y la actuación de la orquesta sinfónica de Londres. El broche de oro lo pusieron David Beckham llegando en lancha con el fuego olímpico, y Paul McCartney cerrando el espectáculo con The End y Hey Jude.

También los españoles tuvimos nuestro pequeño homenaje, con la aparición de un pequeño fragmento de la serie “Cuéntame cómo pasó” que según se anunció en la web de RTVE “hace tres semanas, la organización de los Juegos Olímpicos le Londres se puso en contacto con la productora Ganga para solicitar permiso para utilizar alguna secuencia de la serie de TVE en la fiesta de apertura de Londres 2012. El director artístico de al ceremonia inaugural, el cineasta Danny Boyle, la conoce y había visto algunos capítulos”.

En definitiva, un espectáculo en toda regla muy difícil de superar. Con la mitad del presupuesto utilizado en Pekín 2008, Danny Boyle ha consiguido dejar al mundo sin palabras. Y el acto nos deja datos muy curiosos: fueron necesarios 284 ensayos en dos lugares con 7.500 voluntarios, de los cuales, los niños, fueron escogidos de 25 escuelas. 170 jóvenes de entre 16 y 18 años de seis colegios hablan en conjunto más de 50 idiomas. Se utilizaron 500 bocinas y 50 toneladas de equipo de sonido para la ceremonia. El vestuario contaba con 40.000 botellas y 10.000 bolsas de plástico que se reciclaron y luego se incorporaron al mismo.

Dentro de las ideas más innovadoras que se incorporaron fueron los “píxeles del público”, una pantalla que se extiende alrededor del público, 799 paneles pequeños montados entre los asientos formados cada uno por 9 pixeles de LED, 640.000 en total. La técnica del video mapping, usada en una casa en medio del estadio donde se iban proyectando imágenes simbólicas. Un helicóptero lanzó 7 millones de pequeños pedazos de confeti en el estadio en representación de las personas que habitan el planeta. El himno de Gran Bretaña fue interpretado por un coro de sordomudos. Las antorchas se encendieron con 204 pequeños pebetros que representaban los países. Estos se levantaron y se fueron cerrando como una flor, creando un momento mágico.

Ante tal espectáculo, el director de cine, Danny Boyle, con su equipo de diseño: Stephen Daldry, Mark Fisher, Hamish Hamilton y Catherine Ugwu, pueden estar orgullosos del trabajo realizado y añadir a su curriculum un gran logro. Va a ser muy difícil superar semejante obra, pero eso es algo de lo que deberán preocuparse los brasileños. Hasta entonces solo nos queda disfrutar de los Juegos Olímpicos y animar a nuestros deportistas para que traigan un gran número de medallas a casa.

Anuncios

Un comentario en “Londres nos asombra con su ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s